El valor de la Terapia Gestalt con lo online: el campo - David Cebrián Tarrasón - Entrada del blog de la Escuela Gestalt Online

El valor de la Terapia Gestalt con lo online: el campo

Primera parte del resumen sobre el webinar impartido por David Cebrián tratando la cuestión de si es posible la Terapia Gestalt cuando estamos online. En este caso nos centraremos en la existencia de un campo online.

Actualmente, nos encontramos ante el reto de encontrar la forma más apropiada para poder llevar a cabo nuestra profesión. El problema emerge cuando la situación impone que no se pueda realizar de forma presencial. Ante ello, debemos prestar atención a cuál es el valor de la Terapia Gestalt cuando realizamos esta práctica online. ¿Realmente se mantienen sus bases teóricas? ¿Sigue siendo útil? En este artículo indagaremos en ello.

Primero, ¿cómo es que hablamos de lo online ahora?

Es relevante poder situarnos en el momento actual. Vivimos en medio de la fatídica pandemia de la COVID-19. Ésta nos ha obligado a cambiar nuestro modo de vida, descubriendo, por un lado, soluciones creativas ante problemas novedosos. A la vez, nos encontramos con un gran duelo social e injusticias llenas de dolor y sufrimiento.

Entonces, para poder aliviar la distancia física, hacemos uso de las TICs: WhatsApp, videollamadas, redes sociales, apps,… Buscamos seguir sintiéndonos conectados con nuestro grupo de relaciones como seres sociales que somos. Sin embargo, eso ha generado un cambio de paradigma que nos invita a reflexionar. ¿La práctica de la Terapia Gestalt a través de estos medios seguirá siendo coherente con la teoría del self?

¿Para qué hablamos de la Terapia Gestalt en el entorno online?

Si planteamos el supuesto que la Terapia Gestalt es válida online, debemos reconocer sus beneficios:

  • La posibilidad de iniciar o continuar un proceso terapéutico cuando hay una distancia física ineludible (confinamiento, cambio de lugar de residencia, cuarentena, entre otros).
  • Cuando no podemos compartir un espacio común con un número grande de personas, como es el caso de formaciones grupales. Ahí, las videoconferencias permiten continuar con el proceso docente.
  • Nos abre a un nuevo espacio de comunicación con características creativas. El cliente realiza la sesión desde la intimidad de su casa. Entonces, lo visual y lo auditivo se vuelven fundamentales y el software que utilicemos nos permite interactuar de formas novedosas.
  • Al haber una mayor apertura hacia lo online podemos recibir conocimientos de formadores referentes en la Terapia Gestalt. Por ejemplo, podemos acceder a seminarios de Margaritta Spagnuolo, congresos como el Habitat 2020 o grupos de estudio como el IG-FEST sin necesidad de movernos de nuestra casa.

También debemos ser conscientes de de las limitaciones que aparecen cuando realizamos una práctica a distancia.

Limitaciones de la Terapia Gestalt online

  • Merma de los sentidos: Al tan solo poder utilizar el sentido de la vida y el oído para poder trabajar. Además, teniendo como medio una pantalla digital. Lo cual imposibilita tanto poder tocar a la persona como percibir olores o sensaciones debidas a la cercanía.
  • El reto de la tecnología informática: Quién si no, habrá vivido la dificultad de que la conexión a Internet no funcione. O experimental que el software no responda como esperábamos, la computadora deje de funcionar… Y la impotencia que eso puede llegar a generar.
  • Periodo de adaptación: Como cuando utilizamos una herramienta nueva, necesitamos de un tiempo de adaptación, aprendizaje, conocimiento,… Y, en muchos casos, eso se ha producido de forma abrupta, casi sin preparación.

Si queremos ser rigurosos con la teoría de la Terapia Gestalt, debemos plantearnos la pregunta de si realmente se generará un self entre dos o más personas que se encuentran online. Para ello, lo primero es plantearse si realmente existe el concepto de campo online.

En lo online… ¿existe el campo?

Para ello, vamos a recurrir a la definición de campo según G. Francesetti:

«Es una concepción sistémica (cada elemento influye y es influido por los otros); gestáltica (los fenómenos emergentes no son reducibles a la suma de las partes); contextual (la concreta situación actual sostiene el surgir de un campo dado de experiencia); holística (cada fenómeno experiencial es corporal).»

Destaca por tanto 4 premisas que vamos a contrastar para determinar si en lo online se mantiene vigente:

  • Sistémico: Podemos determinar que sí que existe una influencia entre los diferentes elementos al producirse una interacción. Sin embargo, el rango de elementos disponibles es más reducido. Nos vemos limitados a la información que nos proporcione el dispositivo (tan solo visual y auditiva) sobre el espacio que compartamos en la sesión.
  • Gestáltico: Se puede lograr un nivel de interacción con tal profundidad e intimidad para generar un self común. Entonces, lo que ocurra no será reducible a los hechos puntuales. Por tanto, podemos afirmar que esta cualidad se mantiene vigente.
  • Contextual: Debe generarse una situación actual. Para ello, las personas en la relación deben estar presentes en lo que está sucediendo. Yeso puede suceder a través de una pantalla digital.
  • Holístico: En este caso, recurro a mi experiencia personal y la de diferentes profesionales a los que he consultado. Y todas ellas me han comentado que pueden sentir corporalmente los fenómenos que surgen a partir de las experiencias.

Por tanto, habiendo verificado las cuatro cualidades podemos confirmar que cuando realizamos una práctica de Terapia Gestalt online, va a existir igualmente un campo.

Entonces, ¿cuál es el valor de la Terapia Gestalt online?

Habiendo demostrado la existencia de un campo según las condiciones de la Terapia Gestalt, es relevante plantear el valor de la Terapia Gestalt online. Además, de los beneficios ya explicados anteriormente, hay un elemento más relevante si cabe: la teoría del self, enfoque sólido teórico desarrollado en el PHG. Gracias a ello, existe una independencia frente a la utilización de técnicas diversas, como, por ejemplo, el arte o lo online. Eso permite que podamos desarrollar un ajuste creativo aprovechando las características de las TICs y seguir ejerciendo nuestra profesión.

En la segunda parte de esta entrada, hablaremos de qué le ocurre al self en la Terapia Gestalt online. Además trataremos de la importancia de la fase de precontacto en esta modalidad terapéutica. Y, ya sabéis, cualquier duda o comentario es más que bienvenido.

David Cebrián Tarrasón

Foto de Edward Jenner en Pexels

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable Instituto de Terapia Gestalt de Castellón COOP. V.
  • Finalidad Moderar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimación Su consentimiento.
  • Destinatarios  Loading.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros de análisis para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, así como para el análisis de tu navegación. Continuar navegando supone la aceptación de la instalación de las mismas. Como usuario, tienes la posibilidad de configurar tu navegador pudiendo, si así lo deseas, impedir que sean instaladas en tu disco duro, aunque deberás tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación en la página web. Más información en la Política de Cookies.    Ver Política de cookies
Privacidad